Turismo

Nuestro patrimonio

  • Peñarroya-Pueblonuevo
  • Minero en la plaza

Peñarroya-Pueblonuevo es centro vital de la zona noroeste de la provincia, capital del Alto Valle del Guadiato y punto estratégico del corredor natural Córdoba-Badajoz. Se encuentra a una distancia de 75 kilómetros de Córdoba.

Llegando por la N-432 desde Córdoba y tras dejar atrás Belmez, surge primeramente Pueblonuevo y más adelante Peñarroya, que aunque constituyen un sólo municipio son en realidad dos entidades muy distintas. Peñarroya, más antigua (de la que se tiene noticias desde el siglo XII), extendida al calor y la sombra de esa imponente Peña; y, Pueblonuevo, que debe sus orígenes al auge de la minería a finales del siglo pasado. En la actualidad, cuenta con una extensión de 63,1 kilómetros y 14.175 habitantes.

Con una historia íntimamente ligada a la explotación del carbón, esta ciudad vivió su momento de mayor esplendor entre los años 20 y 60 debido al auge de la minería e industria. Al pasear por la ciudad observamos el legado arquitectónico que dejó el pasado, donde se refleja una personalidad multicultural. Se puede apreciar, sobretodo, la identidad francesa, que llegó a finales del siglo XIX de la mano de la Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya.

Desde la parte más antigua de la ciudad, Peñarroya, se ascienda al El Peñón, mirador natural que ofrece una impresionante panorámica de la localidad y de todo el Alto Valle del Guadiato. Mientras que las calles de esta son más inclinadas y es el clásico pueblo rural de casas campesinas, las calles de Pueblonuevo son de un trazado más cuadriculado y racionalista, ocupando un amplio llano.

Por otra parte, tenemos su entorno natural, que debido a su situación geográfica, como es Sierra Morena, es muy diverso. Podemos encontrar peces, como la pardilla, la carpa, el barbo y el black-bass; anfibios y reptiles como el lagarto ocelado, la lagartija ibérica, la salamanquesa y la rana común partero; aves como los estornicos, los zorzales y petirrojos, la tórtola, la perdiz y entre las de presa, el águila real y el águila imperial. En cuanto a las aves acuáticas encontramos: ánade real, la garza real e imperial y la cigüeña. También, encontramos especies como el ciervo y el jabalí, los zorros, tejones, gatos monteses; y más pequeños como la comadreja, el erizo, la liebre o el conejo.

En definitiva, los amantes de la pesca y la caza tienen en este entorno natural, un idóneo lugar para practicar sus aficiones y venir a pasar un buen rato en estas tierras mineras.

 

Longitud:1º 34 ' W, Latitud: 38º 18' N, Altitud:588 mts