CONCURSO DE FOTOGRAFÍA. II PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA EXPERIMENTAL CPV.PEÑARROYA-PUEBLONUEVO

CONCURSO DE FOTOGRAFÍA. II PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA EXPERIMENTAL CPV.PEÑARROYA-PUEBLONUEVO

28 Nov 2018

 

II PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA EXPERIMENTAL CPV

DE PEÑARROYA-PUEBLONUEVO 2018

 

Dentro del programa del VII Encuentro de Poesía Visual que se celebró durante los días 19,20 y 21 de octubre, se presentan las bases de la convocatoria del II Premio Internacional de Poesía Experimental, cuya modalidad de concurso en este 2018 será la fotografía. Temática: Poesía visual y matemáticas.

 

BASES DEL CONCURSO:

  1. Podrán concurrir a este certamen fotográfico todas las personas que lo deseen, sean profesionales o aficionados, siempre que sus trabajos se ajusten a las bases del mismo.
  2. Se valorará la vinculación del concepto de la imagen presentada con la temática desarrollada en este VII Encuentro de poesía visual: Poesía Visual y matemáticas. Lenguajes del siglo XXI .
  3.  De gran interés es centrar la temática en fotografía de elementos detalles de edificios civiles, industriales, mineros, religiosos y fachadas de viviendas de la localidad (adornos en fachadas, puertas y ventanas, así como mobiliario urbano histórico) de Peñarroya-Pueblonuevo.
  4. La obra fotográfica será inédita y no habrá sido premiada o seleccionada en otros certámenes.
  5. La dotación del premio es de :

-300 euros. Primer Premio

-100 euros .Accésit único

*De conformidad con la normativa del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, a los premios concedidos se les aplicará la retención que legalmente corresponda.

  1. Con las obras seleccionadas el CPV llevará a cabo una exposición .Los poemas ganadores y seleccionados no se devolverán, pasando a formar parte del archivo de obras del CPV. Las personas participantes deben tener plenos derechos de autoría sobre las fotografías.
  2. Los autores seleccionados y premiados cederán al CPV los derechos de reproducción y exhibición pública de las obras que hayan presentado al premio, sin fines comerciales, en cualquier medio y formato.
  3. Cada participante podrá presentar hasta un máximo de tres fotografías
  4.  Formato: Podrán presentarse un máximo de TRES fotografías por participante, en color o en blanco y negro, y en formato digital independientemente de la forma en que fueron capturadas. Se aceptarán los siguientes formatos: .jpg; .tif; .psd y .bmp. No se aceptarán trabajos con un tamaño inferior a 1 mega, o 13x18 cms. con 150 pixeles de resolución.
  5. La fecha límite de presentación es el día 17 de diciembre de 2018.
  6. Los trabajos,(cada imagen fotográfica  grabada en un CD  ) deberán de entregarse bien presencialmente en el Registro de Entrada de este Ayuntamiento o bien por correo en la siguiente dirección:

 

I I PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA EXPERIMENTAL CPV DE PEÑARROYA-PUEBLONUEVO.

Registro de Entrada del Excmo Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo

Centro de Poesía Visual. Carretera de la estación s/n

Polígono Industrial La Papelera

14200 PEÑARROYA-PUEBLONUEVO

(Córdoba)

España

 

*La obra se presentará obligatoriamente con el sistema de plica. En sobre cerrado aparte se consignarán, en su exterior, el seudónimo o plica, y en el interior las siguientes referencias:

– Fotocopia del DNI o pasaporte– Dirección postal actualizada– Correo electrónico– Teléfono de contacto

  1. El poema debe identificarse exclusivamente por su título. Los datos personales del autor se entregarán en sobre adjunto y cerrado, haciendo constar en el anverso de éste el título de la obra.
  2. El fallo del Jurado se hará público el día 26 de diciembre de 2018. Por decisión del Jurado, el premio puede ser declarado desierto.
  3. El CPV no mantendrá correspondencia alguna con los autores participantes en el premio ni facilitará a éstos información sobre clasificación de las obras ni sobre los integrantes del jurado.
  4. La participación en este premio supone la aceptación total de estas bases.

 

El jurado, estará formado por personalidades del ámbito artístico, que fallarán y harán público el premio en el mes de diciembre de 2018. Sus decisiones serán inapelables, pudiendo dejar desierto el certamen.

El Concurso es un proyecto organizado por el Centro de Poesía Visual, Excmo Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo en colaboración con Fundación de Artes Plásticas Rafael Botí, Diputación Provincial de Córdoba.

 

 

 

 

 

PRÓLOGO

APOYO  TEMÁTICO PARA II PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA EXPERIMENTAL CPV DE PEÑARROYA-PUEBLONUEVO

2018

 

Dicen que pasear es leer con los pies y que leer es abrir la mente a otras realidades, a otros mundos, aunque estén en este, aunque estén tan cercanos y sean tan cotidianos que nuestros ojos resbalen por sus colores, por sus volúmenes, por sus luces y sus sombras, sin percibirlos, ajenos en la nada rutinaria que nos envuelve mientras caminamos por esas calles y esas plazas que parecen haber estado ahí siempre y en cuyo paisaje nos integramos ocasionalmente de una manera más o menos fugaz como si participáramos en una perfomance.

A veces, es preciso que alguien nos haga reparar en lo que pueda haber de singular, en lo distinto, en lo que puede tener un valor añadido, en lo que nos acompaña de una manera estática, en lo que siempre ha estado ahí, del lugar que en el que vivimos y creíamos conocer. Y, a veces, hacen faltan más de dos ojos para desvelar, ver con otra mirada, el solar en el que vivimos, el que visitamos por ser la tierra de nuestros mayores o atraídos por curiosidades viajeras.

Y coincidiendo con la celebración del VII Encuentro de Poesía Visual y Matemáticas: Lenguajes del siglo XXI se  preparó, a modo de experimento, una Ruta matemática de los recercados por el centro de Pueblonuevo, un pequeño circuito acotado, de más o menos un quilómetro de longitud, por la parte más cosmopolita y comercial de la geografía urbana de Peñarroya-Pueblonuevo, la primera que se urbanizó con calles encementadas y alcantarillado.

El recercado, el adorno de fachadas, puertas y ventanas, no deja de ser un lúdico pretexto para rememorar nuestra intrahistoria local, para transitar por esas calles y plazas de principios y mediados del siglo XX, y para constatar esos ricos testimonios orales de nuestros antepasados, hombres y mujeres que vivieron aquellos tiempos y

que aún viven, deteniéndonos más en algunos personajes venidos un poco de todas partes o nativos, que dejaron su huella vital en edificaciones particulares y en espacios públicos y populares.

Para un pueblo dificultosamente nacido en 1894 de la segregación de la villa convecina de Belmez, fueron los años diez y veinte del pasado siglo -cuando Peñarroya Pueblonuevo se convirtió en capital del Valle del Guadiato- los que marcaron su expansión económica siempre a la sombra de la poderosa multinacional francesa Sociedad Minera y Metalúrgica de Peñarroya que explotó minas, talleres,

fundiciones y ferrocarriles poniendo su centro de dirección y sus oficinas en el magnífico edificio construido hace 101 años que en la actualidad ocupa una empresa geriátrica. Al tiempo que se llegaba a los 30000 habitantes, nuevas calles y plazas aumentaban el plano local y se mejoraban muy lentamente, del centro a la periferia, los

servicios urbanos.

 

Una fiebre constructiva afecta sobremanera a la pequeña y mediana burguesía de la industria, del comercio y de los servicios que, influenciadas por las corrientes arquitectónicas del momento, tanto costumbristas como afrancesadas, siguen unas pautas estándar y eligen elementos singulares como distintivo de sus edificaciones:

cornisas, molduras, zócalos, balaustradas, rejas y demás elementos de las fachadas se decoran con adornos vegetales, mitológicos y, también, geométricos por su valor simbólico, estético, descriptivo y conceptual con materiales como el cemento y la piedra artificial que, con un coste muchísimo más reducido que el de los materiales nobles, produce el mismo efecto de enmascarar el espacio habitado.

El residente propietario economizará con los materiales exteriores siempre que sus objetivos como imagen queden cubiertos.

También a los lugares públicos: en las plazas, el espacio, y en los jardines, la naturaleza, se ordenan con armoniosa geometría.

Y las matemáticas son ese prisma distinto que permite observar y conjeturar, especular y argumentar, analizar y justificar, razonar en definitiva, sobre esa realidad concreta de la Peñarroya-Pueblonuevo de entonces, mucho más que el simple hecho de ampliar la visión arquitectónica monumental y urbana de distribución de espacios y

que llama la atención sobre detalles clasistas o modernistas de las fachadas, de ornamentos y molduras, de la forja en rejas y balcones o de carpintería en puertas y ventanas, antes del cruel advenimiento utilitarista a partir de los años cincuenta y sesenta.

Finalmente, la poesía es, en general, la excusa para sinestizar al transeúnte, para provocar la placentera confusión entre sus sentidos y, más prosaicamente, para que el autóctono, residente o ausente, se emocione rememorando el ajetreo bien vivido o bien narrado por sus antecesores.

 

Con motivo de valorizar el patrimonio artístico local se convoca tal concurso fotográfico.

.

 

Atrás